Gluteoplastía

La gluteoplastía es el procedimiento que se realiza para mejorar el contorno glúteo. Para ello, tenemos tres opciones quirúrgicas, las que dependen del volumen y el grado de ptosis (caída) de los tejidos del glúteo:

 

Lipoinjerto o lipofilling.

 

Es la utilización de la grasa extraída de la liposucción, las que se prepara mediante decantación y/o lavado, y, inyectarlas en la cadera y glúteos para mejorar el volumen y la forma de los mismos.

 

La ventaja del lipoinjerto es que la insicion es mínima y no deja secuela; sin embargo debe utilizarse en aquellas pacientes en las que no tienen mucha flacidez.

 

Prótesis de silicona. La utilización de prótesis glútea de silicona se indica en aquellas pacientes con poco tejido graso que desean una aumento y mejorar el contorno glúteo. Se realiza con anestesia regional y la incisión (corte) se localiza en el pliegue interglúteo, por lo que se oculta fácilmente.

 

La prótesis se coloca en el plano Intramuscular, para obtener mejores resultados; asimismo, se prefiere la prótesis en forma de gota (prótesis anatómica) porque da un aspecto más natural.

 

Como la prótesis sólo mejora la zona glútea, con frecuencia se asocia lipoinjerto en las caderas. Esta técnica se llama “Técnica Híbrida” y es usada con frecuencia.

 

Dermolipectomía glútea.

 

Esta técnica esta reservada para aquellas pacientes con gran flacidez glútea ó para aquellas que han bajado grandes volúmenes por la cirugía bariátrica. La cirugía consiste en realizar un corte en forma de “alas de gaviota” en la parte superior de los glúteos, para que a partir de ella elevar los tejidos ptosados (caidos). Los resultados obtenidos son óptimos, pero deja una cicatriz que se debe tener en cuenta.

 

En todos los casos, Dr Jorge Marcos  realiza estas cirugías con anestesia regional, es decir, la anestesia es similar a la usada en la cesárea. No utilizamos anestesia general.